viernes, 12 de marzo de 2010

CARTA A MI PATRIA



Todo está bien y todo está mal
y no diré, como se decía antaño:
un fuerte viento ha destruido nuestra razón
y no diré:
fuertes borrascas,
se han llevado en su seno nevado el último amor.

Una tierra se descompone en el rumor alado de mi canto,
en el rumor de una tempestad sin fin,
un huracán que más que anunciar el porvenir
nos recuerda despiadadamente el pasado.

Entre las palabras que deshollo vivas,
están las de tu piel.
Fragancia de limón entre los higos,
pequeña fragancia de amor entre las enredaderas.
Tajo de miel, tu sexo, abierto,
verde y natural.

Te enfrento en el fondo de tu mirada vacía
-obrera sarcástica de los pastos-
abro tu piel
y sobre alguna herida sangrante de tu rostro
una vía rápida y segura, entre tus venas
dejo caer mis palabras, veneno mortal,
gritos desmedidos sobre tu carne.

Soy un hombre que morirá casi seguro en sus andanzas.
Amante de los perfumes, la mujer, siempre me sobrecoge.
Un día cualquiera como me pasaba de muchacho,
escribiré un poema, encenderé la luz.
Soles, estrellas fugaces y soles majestuosos,
para que tu piel salte en pedazos.
Pradera verde y natural,
pradera infinita.
Ojo descuartizado de américa-latina,
pastos helados en plena primavera,
bajo el sol, exactamente, bajo el sol,
todos muertos.
Esfera de cristal,
banderita azul y blanca de mi pequeña patria muerta,
sobre mi ojos, en pedazos de sol, tu cuerpo resucita.

Miguel Oscar Menassa
De "El amor existe y la libertad", 1984

1 comentario:

Estrella del mar dijo...

Carta a mi Patria


Una cinta de historia con ojos perturbados , de habitantes con ceguera y pocos con visión ,un cielo pegado a la bandera , un ombú cargado de cuerdas, un mate de mano en mano en ruedas fraternales, y más allá los que tienen sus ojos vendados ignorándote, Patria. Empalagados con egoísmos , hay tantos que produjeron sólo lodo ,creando noches sin luces para este suelo bendito. Madrugan con manos de hierbas malas y graznan como cuervos vestidos de corderos. Culpan a otros de las farolas que rompieron .
Y tú, Patria, vas como poema entre muros, paloma de alas lastimadas , flor desgarrada , salvándote y resurgiendo como cordillera en un mar tempestuoso , donde a los pobres no se los escucha ,no se los ve, se los oculta y se los ignora .
En medio de los abismos profundos de la ambición de tantas serpientes domadas por el poder , camina el hambre y el clientelismo . Forman filas interminables, miles de esclavos que consumen y usan aquello que indujeron a comprar , necesidad creada para someternos de modo pérfido y seguro .
En ese tembladeral , camina mi Patria, la tierra donde he nacido. Desde este suelo te canto, el más bello canto que sale de mí : te quiero Argentina, te quiero Patria , te llevo bajo mi piel .
Hay veces que busco sanarte besando el suelo y tocando el cielo entre los que nací...








.