jueves, 30 de diciembre de 2010

Los decires de un viejo verde (Nº 17.- Enero 1998 -I-)

134.— La poesía se comporta conmigo, últimamente, como una amante histérica en tratamiento psicoanalítico: un día sí, otros días no, nunca seguido como ambiciona mi deseo, nunca todo el día como ambiciona mi muerte.

Sospecho de mí. Latigazos de pasión para el pobre hombrecito enamorado de sí mismo. Quiero ver el sol y ya nadie me lo permitirá.

135.— Yo, también, estoy lleno de vicios, de deformidades. Al fin y al cabo yo, también provengo de la unión deforme que simbolizan un hombre y una mujer. Y eso, me digo, habrá de ser para todos los mortales. Es decir que, detrás de toda inmortalidad, siempre hay una madre dándonos la teta y, ahí, la cuestión.

Ahora ya me toca escribir de las situaciones que atravesaré durante los próximos cien años. Basta de damiselas asustadas del tamaño de mi pene. Esta vez el que está asustado soy yo y ningún tamaño me asusta sino, precisamente, la ausencia de tamaño.

136.— Los alucinados modernos son gente sin padre y sin madre, o con padre y madre un poco idiotas, religiosos, imbéciles o ausentes.

Basta de familia, quiere decir, fundamentalmente, educar a los hijos como se debe.

137.— Ser poderosos no alcanza, después, hay que poder soportarlo, llevarlo adelante, hacerse cargo del amor que se genera con el poder, hacerse cargo del saber que se genera con el poder, eso es lo más difícil.

138.— Hoy se termina el año 1985, éstos son los últimos compases. Ya pasó media década y nadie, todavía, ha podido superar las palabras que dijimos al comienzo de la década.

Hoy estoy contento. Dentro de algunos años cuando se sepa todo alguien se preguntará cómo lo conseguía.

139.— Arrebatados, locos, perdidos, todo lo que quieran, pero no tenemos que dejar de morir de hambre a ninguno de nosotros, aunque sea un haragán, un imbécil, un extraterrestre

140.— Lo que tengo es una fiebre, una intensa fiebre emocional por descubrir, exactamente, cómo somos los humanos, por qué las mujeres viven como viven, por qué, por qué. Y un canto de calandrias apoderadas de S mismas huyen de mí. Soy el cantor de un porvenir que nadie vivirá. Un agujero en la propia existencia del hombre.

Soy lo que no hubo, lo que no fue. Más que una fisura, una señal, un anticipo de la muerte.
Como un violín atormentado busco el sonido que me saque de mí.
Abrir las compuertas de mi voz, para que mi voz se aleje de mí, todo lo posible.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Los decires de un viejo verde (Nº 16.- Diciembre 1997 -II-)

329.—Hoy me he sentido acosado sexualmente por una mujer. Lo que de ella me violaba permanentemente era la fe que ella tenía en cualquiera de sus convicciones.


343.—Los celos es una enfermedad y no se puede ni se debe andar con las heridas al aire.

Por lo tanto los celos deben psicoanalizarse, nunca demostrarse en público.

El celoso termina inspirando piedad y está claro que un psicoanalista que inspire piedad no tendrá mucha clientela.


344.—A los 56 años puedo por fin declararme libre de mí mismo.

Dentro de poco cumplo 57 años y algunos objetivos he cumplido.

Tengo un amor, una tristeza, una manera de escribir.


351.—Cuando alguien no consigue el dinero para hacer lo que dice querer, no quiere. Y esto es una noción estructural.


352.—Se debería respetar una decisión tan fundamental del sujeto. Sí no paga, está diciendo, a gritos, que no le den bajo ningún concepto lo que dice querer y no puede pagar.


366.—Y a la mujer en general no le pediré nada de nada y de esa manera ella, algún día, alguna tarde soñadora, alguna noche fatal, me regalará algo.


367.—Este siglo que termina fue brutal para mí.

Hice el amor con 1.000 mujeres y, aún, no puedo asegurar que alguna mujer haya hecho el amor conmigo.

¡Qué soledad!

jueves, 23 de diciembre de 2010

Los decires de un viejo verde (Nº 16.- Diciembre 1997 -I-)

213.— La vida es como las películas, no como mi vida, por eso es que las películas me parecen tontas.

215.— Cuando estoy en el mundo de las cosas no tengo que poder siempre; a veces, tendré que pensar.

232.— Recapacitando sobre la salud, he tenido que haber sabido que no hay salud sin modelos ideológicos que así lo permitan.

234.— Hasta hoy estuve regulando, es hora de meter las marchas. Una vez comenzada la vida, no la detiene nada.

235.— Ya he escrito una poesía de fuego. Así que no tanto escribir sino utilizar ese fuego. Y que esta vez sea para todo el mundo.

309.— La gente está desesperada por hablar y yo, que hablo todo el día, también estoy desesperado. Estoy al borde de la fama. Espero no transformarme en un idiota.
Si no paro la máquina, me digo, la máquina me terminará tragando. ¿Qué hacer espíritu de la noche?
Se trata de no sacar ningún provecho de ninguna situación. Y esa es la vida de un poeta, el resto, todo el resto, vicios burgueses, ambiciones de proletariado urbano.

326.— Un día les llamé y les dije: El problema no es que ustedes no sirvan. Sino que ustedes no dejan servir a nadie.

domingo, 12 de diciembre de 2010

Los decires de un viejo verde (Nº 15.- Noviembre 1997)

420.-

Antes de irme a dormir, por hoy, me gustaría que dijeran de mí que soy un virtuoso de la palabra. Cuando alguien se anime el mundo entero ganará un escritor. La historia de los cuerpos se transformará en la historia de las palabras y, si pasan los años, no es para que tiemble nuestro discurso, lo que se pudre con el tiempo es nuestro cuerpo.

421.-

Esta noche no escribiré un poema y eso me bastará.

Antes que ocurra un encuentro del sujeto con el mundo, puede ocurrir un encuentro del sujeto con el ser. A eso quiero referirme para dimensionar la cuestión: el ser y el mundo pueden encontrarse sin necesidad del sujeto. El sujeto aunque ocurra en su propio cuerpo nunca se entera de esos encuentros. Hay algo en él que no ve nada. Su yo quiero ser eso le impide toda otra visión.

422.-

Abrimos al corazón negro de la vida. Al pozo negro de la ignorancia. Ahí cada cual tendrá su merecido.

La vida, las cosas de la vida, a cierta edad deben tener como única obligación desear. Hijos, ternura, soledad, eso ya pasó. Ahora todos son números, letras abiertas al infinito. Y en ese instante, estaremos todos muertos.

423.-

Cuando todos esperaban mi desaparición, desaparezco.

Soy el perfecto encanto de la poesía a todo confort.

Un buitre almacenando su propia carroña. Una tristeza empequeñecida por el logro de ser.

A cielo abierto toco esta nota desesperada: Amo y soy amado.

Cuando ella me relata cómo la amo, tengo que reconocer ser el único capaz de hacerlo de esa manera. Amada empecinada, terca serpiente solitaria atada a mi garganta. Te lloro, te hago pedazos en mis ojos.

Tengo conmigo esa crueldad que tanto ambicionaste.

Fui ese delirio abierto donde cabía perfectamente tu sonrisa. Y nos besábamos las piernas con ternura, porque los sapos cantaban alegremente un porvenir inesperado. Te vuelvo a encontrar cuando abro mí boca. cuando dejo por mi boca que se deslice aparatosamente tu mirada. Éramos pequeños dioses y. también, pequeños demonios.


424.-

Alguien que a pesar de nuestra tendencia a la unificación pueda diferenciarse, eso es lo que busco, cumplir la ley hasta que la ley se agote. Ser siempre los mismos perturba cualquier legislación.





425.-

Estoy encantado de publicar yo mismo mis propios versos.

Entiendo que después de todo eso me quedarán unas mil páginas inéditas y ya no es tanto. La capacidad de escribir es lo que necesito, estar al lado tuyo, amor, contándote mis penas, poesía, amada, tierna alcachofa rubia entre mis dientes. Escribir sintiendo que el mundo es efímero y yo soy eterno. Hurones desesperados quieren comer nuestra comida, que no tenemos sino por habérsela robado a un hurón.


427.-

Está por salir el sol, parece que la naturaleza empieza a comprenderme, tal vez a la tarde plante algunas flores al aire libre.

No tengo el ruiseñor del Alto Paraná curtiendo las miserias, las limpias mañanas donde el hombre se curte de dolor porque ya nadie piensa en su revolución, porque ya nadie quiere ser testigo de la matanza.


428.-

Escribir hasta que las palabras se combinen en poesía es lo más difícil del oficio de escritor, no poder escribir para escribir.

Si me lo propongo, todos los días conseguiré arrancar alguna melodía, eso es una verdadera máquina.


429.-

El alma no tiene una vivienda apropiada. Hemos conseguido lo que consigue el proletario de algunos países civilizados: una casa para el cuerpo, para la familia. Ahora tenemos que ir por la casa para el alma y eso en estas sociedades lo consiguen algunos burgueses, algunos genios.

Intento llegar a una distancia próxima de cada palabra, me pierdo en su articulación, como con las mujeres: cuanto más me preocupo de una pierdo gracia en la articulación.

Hay que llevar el cuento hasta sus últimas consecuencias. Yo viviré solo en una casa de cuatro dormitorios y tendré toda la casa como laboratorio de arte, así ya nadie se pondrá a llorar cuando yo sea capaz de un verso inolvidable.

Hasta las últimas consecuencias querrá decir que habrá quienes se ocupen de mi subsistencia, yo seré el que se ocupe de la subsistencia de la poesía. Todo el mundo tendrá lo que se merece, iremos por las cuestiones como van sobre la nieve los acostumbrados a ella. No tendré tiempo de investigar lo bueno y lo malo, serán convenciones entre los que se atrevan a convenir. El resto tendrá que soportar lo convenido como si estuviera de acuerdo o será juzgado por algo.

sábado, 27 de noviembre de 2010

Los decires de un viejo verde (Nº 12.- Febrero 1997)

10.-

Al principio, por nada del mundo, ella quería masturbarse delante mío. Después junto a otras compañeras fue delicioso y sencillo. Yo en esas ocasiones contenía la respiración y no decía nada, hasta hoy que lo escribo.

11.-

Yo cuando la conocí a ella, dejé de masturbarme. Me daba miedo no poder con ella y sus amigas. Hoy lo pienso como una tontería de mi parte. Ella me hubiera deseado igual y, en definitiva, sus amigas no eran tantas.

15.-

Al cuarto día de habernos encontrado, exactamente, cuatro días después de haber hecho el amor por primera vez, ella me dijo que tenía miedo de morir. Yo la quise consolar diciéndole que dos personas que se amaban no podían morir.
Ella, al borde de su primer orgasmo, con algunas lágrimas en los ojos insistió: ¿pero algún día moriré? y yo le tuve que contestar que algún día, sí, y ella desesperada, entre contorsiones increíbles, me dijo que me amaba.

21.-

Al tiempo, ella, practicando consiguió hacer todas esas cosas, conmigo y, también, con otros hombres.

23.-

La libertad y la muerte se parecen, me gritaba al oído. El odio y el amor vienen siempre mezclados. Resucito y te mato, gritaba con vehemencia, y cuando más te amo es cuando soy infiel.

26.-

Yo casi nunca le decía nada, hasta que un día, los dos sentados a orillas del Guadalquivir, haciéndole una toma de karate australiano, antes de partirla por la mitad, le hice prometer por Gardel y Manuel de Falla, que haría todo lo posible para curarse.

29.-

Confieso estar en contra de todo. Pero de todo no. El sol, ciertas caricias, ciertas mujeres tendidas en el sol. Ciertos soles acurrucados en tu bajo vientre.

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Los decires de un viejo verde (Nº 11.2.- Enero 1997)

309-
Mirar con el microscopio electrónico, no es profundizar, es ver más. Y ver más no es más grande o mejor, es ver otra cosa.
Por momentos pareciera que la locura se abre paso hacia su fracaso por la misma brecha simbólica por donde el poeta y el científico se abren paso hacia la cristalización, materialmente objetivable, de sus tendencias.

iLinda golosina le reservaba este si glo al ojo!

310.-
Hoy cualquier animal estaría más saciado que ella. Ella no quiere más, lo quiere todo y, después, siente que hay algo
que no le hemos dado. Ella vive permanentemente loca, en estado de alerta.

312.-
A un ser que, también, lo aburre una conversación sobre la trascendencia, no le demos más vueltas, no es un ser.

313.-
Se revertirán todos los contenidos menos su esperanza de no morir, porque ella está muerta. Su temor por la vida, la mantiene alejada de toda realidad que no sea la realidad biológica de su cuerpo. Los trastornos funcionales, característicos en casi todas las mujeres, ya son una elaboración secundaria de su verdadero nudo histórico: ¿Qué mierda hacer con su cuerpo?

Si sigo por aquí, terminaré sabiendo lo que no se debería saber. Seré perseguido nuevamente.

Cuando ella a veces nos quiere hacer creer que es subnormal y, esto, es bueno que alguien se lo diga alguna vez, ella es subnormal, ya que en el mismo momento funcionan bien los circuitos más altos de su ser mujer humana, y funcionan mal los circuitos que regulan los detalles cotidianos de esa humanidad.

314.-
Después de trabajar unas horas con las páginas inéditas, sentí que eran 1.000 páginas y me ensombrecí de tal manera que me empezó a doler la espalda hasta no poder respirar bien.

Como si tuviera miedo de lo que me fuera a pasar en cualquiera de los tonos de la grandeza.

Una escritura que lucha por no tener fronteras, terminará siendo reprimida. El dolor de espaldas de anoche tuvo la dimensión de un libro de 1.000 páginas. Quiere decir, que ya tuve el dolor, ahora bien podría escribir el libro.

Y allá voy, como si fuera libre, como si todos estuvieran de acuerdo en lo que digo.

Bailarín, en mi barrio, del tango con cortes y quebradas, amo desde entonces cualquier complicación, cualquier caída. iUn libro de mil páginas! ¿se imaginan? Linda sensación habré de sentir al terminarlo, ¿se imaginan? Un poema aquí, una pija allí y una tenue concha que baja y se pierde...

lunes, 22 de noviembre de 2010

Los decires de un viejo verde (Nº 11.1.- Enero 1997)

300.-
El perfume de la tarde hoy me recordó constantemente a mi padre.

Estoy acorralado por todo el mundo; en un momento donde lo único que deseo es todo el tiempo para la escritura, a todo el mundo se le ocurre mi tiempo para sí. Y, sin embargo, no tengo que tener miedo de no poder, porque he decidido poder, quedarme, crecer, hacer crecer. Además ¿quién no lo sabe? Se podrán hundir todas las naves, pero la poesía no.

301.-
Toda relación con el monstruo se hace imposible. Una vez saciada su voracidad, el monstruo se vuelve, aún más voraz. Es en esta encrucijada donde deberemos matar al monstruo.

302.-
Escribir alguna tontería, comenzar con alguien, decirle al más pintado la verdad.

Herir al más fuerte con un poema. Levantar de la tumba a los pequeños muertos reventados.

Oír cómo los enamorados se rompen de dolor.

303.-
Espero poder este viento de libertad que me llama a ser. Una especie de grandilocuencia, toda para el bien: libertad, pan, poesía enamorada.

Yo fui quien diagnosticó con precisión y con, bastante, anticipación, el mal de nuestra época. Nadie podía darse cuenta que el hombre además de culo, tiene corazón.

Se trataba de una gravísima interrupción en el camino del hombre hacia una humanidad posible.

Sin conocerse demasiado a fondo los motivos, se sabía que el hombre, estaba más enamorado de su propia caca que del universo.

305.-
No estaría mal poder con todos los requerimientos. Desde los amorosos y sociales, hasta los económicos.

Amar a tres mujeres significa poder tener tres economías diferentes, de esa manera para destruirlo todo se tendrían que poner de acuerdo las tres y eso, es imposible.
Una para el amor.
Una para la inteligencia del amor.
Una para la belleza de la inteligencia del amor.

Quiero decir, amar a tres mujeres significa poder tres escrituras diferentes:
Una leyenda de amor.
Una novela de amor.
Una poesía de amor.

306.-
Hoy no me veo, sino que me compruebo diferente, y eso es un drama.

No es una ilusión de ser lo que tengo; es un ser.

Un poco de dinero para juntarnos algunos compañeros a ciertas palabras, nunca ha de ser mucho dinero.

307.-
Me doy cuenta, el destino no me ha deparado ninguna otra cosa que un destino. Qué más puedo pedir o, también, quiero que el destino me dé un poco de dinero.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Los decires de un viejo verde (Nº 8.- Octubre 1996)

323.-

El hecho de que sólo falten 4 años para el año dos mil, me emociona.

Siglo fuerte y maravilloso fue el siglo veinte.
Algo espectacular para la tristeza humana, para el horror.
Nunca fue tan grande la soledad. Este siglo de luces.
No hubo horror este siglo que no tocara mis ojos.
No hubo goce que no alcanzara su paroxismo en mí.
El silencio de un canto para que el hombre hable su muerte.
La poesía no puede ser realizada por una sola voz.
Miles y miles de muertos por cada verso,
miles y miles de amantes por una decepción,
miles y miles de fracasos para una esperanza.

325.-

Sé que estoy propuesto para varias competiciones,
pero yo ambiciono un poder sobre mi propio cuerpo.
Palabras poderosas en mi voz.
Una escritura despojada de todo sentimiento.

334.-

Algún día me tocaba confesarlo:
Cuando fue necesario para seguir psicoanalizándola, dejé de quererla.

341.-

Querida:
Todo me sale mal. Es como si tuviera lepra, la gente huye de mí. Yo también niego, yo también soy la máscara sangrante de la nada.

Morir, lo que se dice morir, no moriré, pero quedaré tocado por la muerte.

Luego me repondré y tendré ganas de hacer el amor, de hacer el odio, de publicar algún libro y ahí, sabré una verdad: los años habrán pasado y yo habré envejecido.

Siento una infinita ternura por lo que vuela, por lo que se deshace en los aires.

346.-

Hoy recuerdo a toda la gente que disparó a mansalva sobre mis primeros besos, sobre mis primeros versos.

Sin embargo, cuando las orquestas suenen, aquí estaré yo cantando esta melodía perdida, el alcance máximo de las ilusiones que fuimos, esos días en que nuestros nervios, nuestros versos alcanzaron su máximo poder.

Hoy estoy encontrándome conmigo mismo, veremos hasta dónde soy capaz de llegar.

348.-

Me adoraste ciegamente y tan ciega te sentiste, que una tarde te perdiste y fue para no volver...

Cuando dejo de pensar es cuando mejor escribo, los pensamientos, en todos los casos, son conciencias perturbadoras del verdadero pensamiento inconsciente.

Y si usted no puede escribir un gran poema, copie un gran poema de un gran poeta y así de barato podrá sentir algo grande en su vida.

Cuando mis propios emblemas queden rotos en mi escritura, ya nadie podrá decir que no hice las cosas del todo bien.

Grabaré todos mis amores en letras de oro y acero, para que otros hombres como nosotros, en el futuro, sepan de lo que fuimos capaces para recuperar una pasión perdida.

349.-

Vengo apesadumbrado, doctor, el mundo se encuentra, como tantas otras veces, al borde de una crisis de valores.

Lo que necesito hoy es que el sol me mire francamente a los ojos.

Necesito hacerme amigo de algún perro, de algún policía, de dos o tres sirvientas y así, iré dando una imagen de mí. Un hombre adinerado que escapa del ruido de las grandes ciudades, por eso vive en esa cueva.

Las luces, las drogas, el rock, me volvieron loco, moderno, exótico y moralista. Llegué a sentirme rodeado de asesinos y de maricas.

Estar encadenado, ya no le importa a nadie, le dije, ya todos sabemos que no es posible vivir sin alguna que otra cadenita, pero entiendo que está bien que alguien se pregunte cuáles son las cadenas que se harán carne en él.

Hoy no le entendí muy bien, pero se me ocurre pensar que lo que nos toca vivir en esta época es una carrera sin obstáculos, el que vive más, llega más lejos, eso es todo.

A cada cual, le dije, le tocará el odio que ha practicado.

¡Ah!, en este sentido yo estoy salvado, porque fui el peor, el que no obedeció nunca.

0000.-

Cuando nada, de todo lo que me ocurre, me recuerda el pasado, soy psicoanalista.

viernes, 19 de noviembre de 2010

Los decires de un viejo verde (Nº 8.- Octubre 1996)

323.-

El hecho de que sólo falten 4 años para el año dos mil, me emociona.

Siglo fuerte y maravilloso fue el siglo veinte.
Algo espectacular para la tristeza humana, para el horror.
Nunca fue tan grande la soledad. Este siglo de luces.
No hubo horror este siglo que no tocara mis ojos.
No hubo goce que no alcanzara su paroxismo en mí.
El silencio de un canto para que el hombre hable su muerte.
La poesía no puede ser realizada por una sola voz.
Miles y miles de muertos por cada verso,
miles y miles de amantes por una decepción,
miles y miles de fracasos para una esperanza.

325.-

Sé que estoy propuesto para varias competiciones,
pero yo ambiciono un poder sobre mi propio cuerpo.
Palabras poderosas en mi voz.
Una escritura despojada de todo sentimiento.

334.-

Algún día me tocaba confesarlo:
Cuando fue necesario para seguir psicoanalizándola, dejé de quererla.

341.-

Querida:
Todo me sale mal. Es como si tuviera lepra, la gente huye de mí. Yo también niego, yo también soy la máscara
sangrante de la nada.

Morir, lo que se dice morir, no moriré, pero quedaré tocado por la muerte.

Luego me repondré y tendré ganas de hacer el amor, de hacer el odio, de publicar algún libro y ahí, sabré una verdad: los años habrán pasado y yo habré envejecido.

Siento una infinita ternura por lo que vuelva, por lo que se deshace en los aires.

346.-

Hoy recuerdo a toda la gente que disparó a mansalva sobre mis primeros besos, sobre mis primeros versos.

Sin embargo, cuando las orquestas suenen, aquí estaré yo cantando esta melodía perdida, el alcance máximo de las ilusiones que fuimos, esos días en que nuestros nervios,
nuestros versos alcanzaron su máximo poder.

Hoy estoy encontrándome conmigo mismo, veremos hasta dónde soy capaz de llegar.

348.-

Me adoraste ciegamente y tan ciega te sentiste, que una tarde te perdiste y fue para no volver...

Cuando dejo de pensar es cuando mejor escribo, los pensamientos, en todos los casos, son conciencias perturbadoras del verdadero pensamiento inconsciente.

Y si usted no puede escribir un gran poema, copie un gran poema de un gran poeta y así de barato podrá sentir algo
grande en su vida.

Cuando mis propios emblemas queden rotos en mi escritura, ya nadie podrá decir que no hice las cosas del todo bien.

Grabaré todos mis amores en letras de oro y acero, para que otros hombres como nosotros, en el futuro, sepan de lo que fuimos capaces para recuperar una pasión perdida.

349.-

Vengo apesadumbrado, doctor, el mundo se encuentra, como tantas otras veces, al borde de una crisis de valores.

Lo que necesito hoy es que el sol me mire francamente a los ojos.

Necesito hacerme amigo de algún perro, de algún policía, de dos o tres sirvientas y así, iré dando una imagen de
mí. Un hombre adinerado que escapa
del ruido de las grandes ciudades, por eso vive en esa cueva.

Las luces, las drogas, el rock, me volvieron loco, moderno, exótico y moralista. Llegué a sentirme rodeado de asesinos y de maricas.

Estar encadenado, ya no le importa a nadie, le dije, ya todos sabemos que no es posible vivir sin alguna que otra cadenita, pero entiendo que está bien que alguien se pregunte cuáles son las cadenas que se harán carne en él.

Hoy no le entendí muy bien, pero se me ocurre pensar que lo que nos toca vivir en esta época es una carrera sin obstáculos,

el que vive más, llega más lejos, eso es todo.
A cada cual, le dije, le tocará el odio
que ha practicado.

¡Ah!, en este sentido yo estoy salvado, porque fui el peor, el que no obedeció nunca.

0000.-

Cuando nada, de todo lo que me ocurre, me recuerda el pasado, soy psicoanalista.

jueves, 18 de noviembre de 2010

Los decires de un viejo verde (Nº 6 - Mayo 1996)

316.-
Después de ver por televisión un programa sobre el SIDA, se me ocurrió pensar que la monogamia debió ser en su momento una manera de luchar contra la sífilis.

319.-
Ya nada puede arreglarse de lo que viví. Todo fue demasiado lejos. Volver sobre los pasos, pero para perforar el futuro.

320.-
Este es el tiempo de los rostros sangrantes y alucinados. Tiempo de morir, gritan los dioses de la modernidad. Adulteración del ser en el centro mismo del ser. No es el viento, entonces, el que golpea la cara de la muerte. Es el sonoro tiempo del amor, las vísceras a punto de estallar.

324-
Aumentando las dificultades sólo sobrevivirán los superhombres.

327.-
El hoy llegó muy contento para decirme que había podido comprarse una casa, sin recibir ninguna herencia, sólo con su trabajo. ¿Entiende, doctor? sólo con mi trabajo, sin ninguna ayuda. Y yo le contesté: ¡Qué cosa el hombre moderno, qué pedantería, qué orgullo!

329.-
Es encantador cómo al hombre moderno todo le sale más o menos. El hombre moderno adolece de serenidad, es decir, de exactitud, nada es correcto en él.

Mire, doctor, lo que yo hago es prácticamente imposible, así que no me interesa mucho cómo salga, alguien me perdonará, alguien justificará los hechos. Escuche bien lo que le digo, doctor, todos los espejismos son regulados desde el dinero que se gana mensualmente, ¿entiende? Soy, doctor, una escandalosa serpiente enamorada, todo el delirio son las pesetas abiertas a la sinrazón de unas poesías desesperadas, ignotas, esbeltas.

330.-
Entre la mujer y el hombre existe un desequilibrio fundamental. Ella está hecha de carne y huesos, es real; él es una creación simbólica, inexistente. y después no dijo una sola palabra más por varios meses.

331.-
Buscar y no buscar, las dos formas son buenas formas para encontrar y, también, para no encontrar.

335.-
No puedo entender mucho lo que me dice, ella habla, todavía para mí, un dialecto. Dice infernal cuando es problemático.

Y dice problemático cuando es placentero.

336.-
Hoy me he sentido viejo y me dije: si no cuido lo que me rodea, lo que me rodea se pudrirá. Cansado de querer amar, ensombrecido por las iniquidades, doy mi propio paso. El que quiera seguirme, piénselo, nunca seremos aquello ni lo otro, sino el camino.

337-
Hoy la vida me sonríe. Todo es delirio del amor. Ella me bañó con sales y, después, me puso crema hidratante en todo el cuerpo. Después nos miramos y sonreímos toda la noche.

338.-
Querido doctor, estoy en condiciones de decir que mi vida ha fundido. Todas las conclusiones que guiaban mis pasos han resultado equivocadas para vivir en este medio. A todo lo mío, le pasa lo peor. Soy un hombre moderno, mis hijos al borde del manicomio o de la cárcel, alguna de mis mujeres siempre al borde de la muerte, cada uno de mis hermanos al borde de un desvío. Espero que usted me ayude a modificar mi situación en algo. Su vida tiene mucha letra, le dije, a su vida le falta un poco de música, algo de silencio.

342.-
Sólo tu piel brillaba más alto que mi poesía. Ahora que no estás, de todo lo que me rodea, mi poesía es lo más alto.

sábado, 9 de octubre de 2010

Alguien que todavía no alcanzó el Premio Nobel

Quiero agradecer a todas las personas e instituciones que apoyaron mi Candidatura al Nobel.
Pasó conmigo con la candidatura lo mismo que pasó con Tomás Gómez con las primarias. De ser conocidos y amados por nuestro trabajo por los más cercanos, ahora nos conoce todo el mundo y nos aman lejos de nosotros.
La diferencia fundamental es que Gómez y su entorno sabían que ganarían las primarias y yo hice 3 días y 5 días antes de que se supiera nada, las siguientes declaraciones sabiendo que no me darían el Nobel:
a) En una conferencia a la juventud madrileña dije: “No se puede dar alas a un águila”.
b) En una carta a Teresinka, que fue quien me presentó como candidato, le decía: “Te agradezco el año más divertido y lindo de mi vida, así que los resultados no importan. Gracias.”.
Haciendo una lectura de los comentarios de El País y de El Mundo sobre el Nobel, se desprende claramente que, esta vez, le dieron el Nobel a un comunista arrepentido.
Animado, muy animado por los resultados, hoy mismo comenzaré una nueva carrera artística. Y es que he tomado mi primera clase para tocar el violín.
Mientras, espero aprendiendo a tocar el violín (que me llevará su tiempo), que la misma I.W.A. u otra institución de ese poder, me vuelva a presentar como candidato.
Lo que más me tranquiliza y me da muchos ánimos es que algún día premiarán un Poeta. Mientras tanto, en el 2011 tenemos varios aniversarios que festejar:
-30 años de la Fundación de la Escuela de Psicoanálisis y Poesía Grupo Cero en España.
-40 años del Primer Manifiesto Grupo Cero
-50 años de la publicación de mi primer libro de poesía “Pequeña historia”.

Miguel Oscar Menassa
Madrid, 8 de octubre de 2010

miércoles, 6 de octubre de 2010

Madrid, 6 de octubre de 2010


Yo, en verdad, nada sé acerca de la inteligencia política de Zapatero, ni tampoco sé si tiene el poder, en la estructura de su partido, como le atribuye la prensa y sus opositores. Lo que me doy cuenta es que casi nadie habla bien de Zapatero y menos que menos de su inteligencia política.
Un ejemplo caliente: las primarias en la Comunidad de Madrid para ver quien se enfrentará a Esperanza Aguirre.
Según los periódicos y la mayoría de los programas (tertulias-basura) de las televisiones, veían a Zapatero acabado y a toda la directiva del PSOE peleados entre sí.
Desde el PP se anunciaba la agonía de Zapatero y se negaba que tuvieran ellos mismos problemas, en Asturias, donde los militantes del PP no quieren al candidato elegido a dedo por Rajoy; o en Valencia, al borde del infarto cerebral por la corrupción; o el nuevo caso de corrupción en Murcia, que el tonto de Rajoy llegó a decir que Rubalcaba hacía publicidad de la corrupción del PP en Murcia para tirar una cortina de humo sobre las primarias del PSOE en Madrid. Como si las elecciones democráticas y libres fueran una cosa mala y la corrupción una cosa buena.
A mí me parece, y esto es una opinión personal, que los del PP están algo tocados del cerebro y no tienen asesores.
Psicoanalizarse sería lo mejor para todos los dirigentes del PP pero no sé si encontrarán algún psicoanalista tan valiente que se anime a enfrentarse con tanta enfermedad.
Para no darle más vueltas al asunto, mis pensamientos sobre las primarias del PSOE son las siguientes:
Toda la dirección del partido, Zapatero a la cabeza, decidieron que Tomás Gómez ganara las primaras y de esa manera la ministra seguiría en su cargo, que bastante bien lo está haciendo, y Tomás Gómez sería reconocido como un político serio y digno de la presidencia de la Comunidad.

Miguel Menassa
al borde de no recibir el Premio Nobel de Literatura

viernes, 24 de septiembre de 2010

Electrocardiograma de un hombre de 70 años con psicoanálisis








"Cuando envejezca
cuando mi piel se caiga,
porque soy incapaz de sostenerla,
entonces, mi palabra, levantará la voz.

Agonizando, el canto,
se hace más fuerte que viviendo."

Miguel Oscar Menassa
www.miguelmenassa.com

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Presentación del libro "CANCIONES 2003-2004" de Miguel Oscar Menassa

Por Amelia Díez Cuesta

Miguel Oscar Menassa, médico, poeta y psicoanalista, candidato al Premio Nobel de Literatura 2010 y uno de los más importantes escritores de la lengua castellana, escribe poesía desde los 13 años y psicoanálisis desde los 20. A los 31 años participa en la fundación del Movimiento Científico Cultural Grupo Cero, a los 34 en la fundación de la Editorial Grupo Cero, y a los 41 en la fundación de la Escuela de Psicoanálisis y Poesía. Desde 1978 no ha dejado de pintar. Ha hecho cine, en varias dimensiones, puesto que ha trabajado en la dirección, guión e interpretación. No ha cesado de publicar desde 1961, cuando recién había llegado a cumplir sus 21 años, siendo una de sus características que todos sus libros mantienen un grado de originalidad respecto a los demás autores y respecto a sus propias publicaciones.

Para Menassa escribir es un mandato social, porque la verdadera historia de los pueblos está en la poesía, puesto que la historia oficial es la historia de los vencedores. Sabe que la poesía sólo la entiende aquel a quien va dirigida, por eso que junto a Rimbaud aconseja que se transmitan las cuestiones revolucionarias por poesía, porque de esa manera el enemigo no podrá entender.

Los temas de todos sus libros son los temas de siempre, la novedad son los hombres y las mujeres, a los que añade la complejidad que la teoría psicoanalítica propone y dispone.

Desde la ironía hasta el sarcasmo, desde el más sencillo humor hasta la complejidad del poema trabajan, como instrumentos de conocimiento de lo más propiamente humano, en la construcción teórica de hombres y mujeres, porque sabe que si cambiamos la teoría hombres y mujeres cambiarán, y su trabajo consiste en introducir el pensamiento psicoanalítico en el pensamiento sobre la salud y la educación, puesto que salud y educación, sólo serán sistemas sanitarios y sistemas educativos, es decir bienes sociales, cuando incluyan el deseo humano, para que también sean bienes humanos.

Menassa es un escritor que trabaja para el decir, por eso que escribe sobre lo que se presenta como éticamente necesario, renunciando a sus gustos, o mejor dicho, haciendo que su gusto esté al servicio de lo que se presenta a ser trabajado y de la manera en que se presente, pero siempre escribiendo para otros, porque la vida del escritor no sólo es la vida de todos sino que su escritura es comprendida por aquellos a quienes se dirige, el lector, el hombre y la mujer que habitan en el lenguaje, que residen en el planeta Tierra.

Canciones como un recurso más de la función poética para poder decir lo que se ha producido para decir, sólo es necesario que alguien se ponga ahí para hacerse cargo, alguien con la suficiente valentía, la valentía que tuvieron que producir cada hombre y cada mujer que prestaron su nombre para decir algo nuevo, alguna verdad acerca de lo humano. Y esta vez es Menassa quien se ha preparado toda su vida para sostener que sus contemporáneos y los hombres futuros reciban nuevas verdades, y tolerar que a veces le suban a la cima y a veces le quieran condenar al silencio.

Leer con intensidad y levantando los obstáculos ante lo nuevo que presenta toda lectura es un requisito para leer a Menassa, porque sabemos que si comprendemos rápidamente lo que hemos hecho es compararlo con lo ya conocido y perdernos lo nuevo.

Este libro, Canciones 2003-2004 nos habla de verdades humanas siempre vigentes. Está estructurado en siete secciones diferentes, marcadas con diferentes títulos: Tango, Diversión, Boda Real, Cine, Sexo, Guerra y Amor.

Sabemos que el tango habla de la mujer, fundamentalmente de la mujer infiel paradigma de la madre infiel, pero en este libro interpreta a la mujer que su infidelidad también se la entrega a él: “que no me atrevo a probar/ sino con algún amigo/ de mi enamorado Juan.” Le interpreta que nunca podrá sin economía propia y que ahora le toca trabajar, además de cuidar a la familia: “Así que ahora te toca,/ muchacha arrabalera,/ levantarte la falda/ y ponerte a trabajar./ Y si algún hombre llega/ triste y cabizbajo,/ herido de guerra,/ lo tendrás que cuidar.”

En la segunda sección nos presenta la relación ambivalente que los humanos mantienen con lo denominado como diversión: juego y droga. En el jugador reside la contradicción con el juego: “He jugado de más”, “He jugado de todo/ y todo lo perdí.” “La suerte, abandonada/ por mis juicios morales,/…” y la relación con la droga, encuentro pasajero entre los jóvenes o “una medicación contra el dolor en el alma o en el cuerpo” “que sólo te cura/ si tú te quieres curar.” , en la cual se busca a veces la fuente de la felicidad, de la escritura , del sexo o del amor, y que en la canción “Soy casi feliz” nos dice una verdad: “Si alguien convoca/ la presencia del amor,/ es el amor y no yo,/ dice la pequeña flor (la maría)/ el que sostiene y dirige/ los milagros del amor.”

Las Canciones son de 2003 y 2004 cuando el acontecimiento de la Boda Real del Príncipe de España hizo que tanto la nobleza como el pueblo se pronunciase a favor y en contra. El poeta canta “alegrías en la Boda / y después, si sois alegres,/ justicia para reinar.” Y éste es uno de los pensamientos de Menassa, “hay que ser feliz para amar bien, hay que ser feliz, para ser justo”, separando siempre la idea de felicidad como meta y destino, y poniéndola siempre en el camino del trabajo. En cuanto a la aristocracia, muestra que ya el Príncipe la modificó cuando se puso a estudiar y la canción nos dice: “que me siento muy capaz / de poder modificar/ la aristocracia española/ y mandarles a estudiar.” Y todavía interpreta “Si porque se va a casar/ le damos lo que no tiene/ jamás lo conseguirá”, apoyando el hecho del rechazo del Príncipe a ser nombrado General con motivo de su boda.

Y en la sección dedicada al cine nos dice: “Y nadie se sorprenda/ si a los sesenta y tres/ comienzo una carrera,/ la del cine, tal vez.” , y, aún, “Yo soy pepe y, por amor,/ al cine me dediqué/ porque quería enseñar/ una forma de danzar” “vamos a trabajar,/ con nuevos sentimientos,/ toda la realidad.”.

El Sexo también tiene su sección, un homenaje a “El sexo, el sexo,/ divina porquería/ que todo el mundo/ quisiera controlar.” El sexo que no cae, presente en todas las edades, y que hay que cuidar porque igual estará, aunque repudiado, despreciado, o bajo la forma de una enfermedad; y nos recuerda lo que no debemos olvidar: El protocolo, “Cuando te penetro/ debes suspirar,/ es el protocolo,/ no te lo digo más.” Y no olvida ninguna de sus problemáticas, en lo denominado como vejez, homosexualidad, identidad, maltrato, infidelidad.

Tampoco olvida la guerra, siempre omnipresente en sus diversas formas, y sobre todo la última forma, la de 2003, la guerra ilegal y oficial. Podemos leer: “Así que esta noche / vamos a romper/ la moral, el petróleo/ y el agua también.”, o bien, “No es la luz de las palabras/ sino las del kerosén/ o el reflejo de algún arma/ clavándose en la niñez.” Una guerra que el Presidente Obama da por terminada después de 8 años y que Bush, el Emperador, nunca quiso nombrar como tal. “No es que vaya a ir a Irak/ para hacer ninguna guerra,/ sólo queremos imponer/ la famosa estatua/ de “nuestra” libertad./ Libertad infinita/ para obedecer,/ libertad inmensa/ para saber callar./ Y si no hay mucha comida/ y la casa la rompieron/ las bombas del invasor,/ deberán conformarse/ porque, si bien es cierto/ que ahora viven peor/ sin casa, sin comida/ sin salud, ni educación/ se tendrán que conformar/ porque tienen libertad,/ la estatua, claro está.”

Y la última sección es para hablar del amor, mostrando la problemática que hombre y mujer tienen con el amor: Él dice: “Vengo a decirle,/ señor abogado,/ que mi mujer/ me tiene encadenado.” Ella dice: “Yo tuve un marido/ que no me pegaba/ pero no me daba/ ni para viajar.” Ninguno de los dos sabe cómo le va, “Tal vez me vaya bien/ pero al no darme cuenta/ feliz no puedo ser./ Tal vez me vaya mal/ y sin darme cuenta/ no lo podré remediar.” En cuanto a la relación entre ellos, debemos saber que: “Cuando una mujer te mira,/ indiferente al pasar,/ puedes hacer de cuenta/ que la mirada miente./ Cuando una mujer mueve/ apasionadamente sus caderas/ para ti, para que puedas/ encontrar una luz en el desierto,/ y tú hombre o mujer, carisma insondable,/ puedes decir, aún,/ se mueve pero no para mí,/ se mueve para el viento,/ para el declive/ de la tarde./ Cuando una mujer te habla/ no podrás escapar,/ porque Ella sólo le habla/ al que morirá con ella.” Y también nos interpreta para poder salir de esta encrucijada en la que se habita: “Cuando él me ama/ todo el mundo es bueno, todo el mundo es bueno./ Cuando él no me ama/ todo el mundo es malo,/ todo el mundo es malo.”

Un libro que es necesario leer mínimo tres veces para que algo se anude en alguna comprensión. Gracias Menassa por esta nueva enseñanza.

Madrid, 19 de septiembre de 2010

lunes, 20 de septiembre de 2010

70 cumpleaños de Miguel Oscar Menassa, Candidato al Premio Nobel de Literatura 2010







UNA TARDE INOLVIDABLE

Ha sido una tarde inolvidable. Donde se han mezclado, como en un desfile festivo de la propia vida, el presente y la memoria, que, como decía Eliot, son también el futuro. Hoy se ha cerrado, de forma mágica y entrañable, un circulo que, a su vez, ha ido creando círculos, lazos y espirales, más allá de dos países concretos, Argentina y España, y más allá de una obra de un hombre y poeta único, Miguel Oscar Menassa. No sólo han sido sus palabras, en un muestrario concreto desde lo serio, personal y trascendente, a la ironía y el humor, abriendo el abanico que nos da el pensamiento y el lenguaje. Ha sido también el movimiento en la quietud y la estancia en el transcurso. Y ahí has estado tú, Alejandra, su mejor heredera, en mezcla de palabras y actitud, y con personalidad propia. Si siempre intuí que eras alguien especial por tu gesto, palabras, y también silencios, hoy nos has dado una muestra más de armonía y fuerza, unidas a inteligencia, sensibilidad y belleza. Ese baile inolvidable ha sido algo más que unos pasos entregados al arte. Ha sido la demostración de un convencimiento valiente y decidido, de afirmación personal y humana. Por algo la música es el lenguaje común y universal de todos nosotros...y esa melodía árabe se diferenciaba a la vez que se confundía con ese tango tan caro a todos nosotros o esas notas flamencas que entrelazaban diferentes tierras. Diferentes tierras que son sólo una, pues a ella, como dijo Sitting Bull a George Washington, pertenecen los hombres, no a los hombres la tierra. No se, Alejandra Menassa, me apetecía al recordar el hoy, antes de descansar, dejarte constancia de como queda en mí el momento y la fecha. Y dejaros constancia de mi admiración y cariño. Esta celebración ha sido un gran regalo. Y Miguel Oscar, tú y vuestra familia, en el sentido más amplio y verdadero del término, nos lo ha dejado en el corazón.
Gracias.

Emilio Porta
Vicesecretario de la Asociación
de Escritores y Artistas Españoles


HOMENAJE A OSCAR MENASSA

Romper una copa, para que la palabra permanezca. Estuve atento, esa expectante atención que impone la voz y la palabra del poeta. Uno que, a menudo, se esconde tras ellas para que nadie descubra qué es lo que le atormenta, qué inminente tragedia le amenaza. Me dejé atrapar por esa palabra que se me antoja jamás pronunciada. Me quedé mudo. Un silencio que burlaban los caprichosos reflejos de esos trozos de cristal que rodaban por el suelo, a los pies del poeta. Todo era fragmento, porque su vida no se entiende de otra forma. Voz fragmentada y textos apresuradamente cómplices, seductores. No siempre se cumplen 70 años tan preñados de pasión, tan provocadoramente sinceros, tan obscenamente festejados.
Vi cuerpos que se hacían respetuosamente hueco en torno al poeta. Su presencia quema. Conviene retirarse para intentar una nueva e imposible aproximación. La palabra fue ya pronunciada y los trozos de esa copa rota se burlan de los emuladores.
Pero el poeta estaba sereno, convencido de que el discurso que prostituía al hacerlo público era su más secreta estrategia: sobrevivir más allá de la palabra pronunciada. Sus oyentes iban a ser otros cuando abandonaran ese sagrado espacio. Ser otros al sentirse tocados por la voz y la palabra del poeta. Y el poeta lo sabía.
El escenario, adecuado. La escena, oportuna. Los actores, una proyección de los secretos del poeta. Los espectadores, testigos cómplices de un singular compromiso que le convierten en el candidato óptimo al mejor de los reconocimientos.
Felicidades, viejo caminante. Felicidades, querido Oscar Menassa. Itaca siempre vuelve.

Prof. Dr. Román Reyes
EMUI_Malta Rector
EMUI_UCM Director

Madrid, 19.Septiembre.2010

lunes, 13 de septiembre de 2010

Miguel Oscar Menassa, un candidato a Premio Nobel de Literatura en La noche en blanco de Madrid

Primera parte

Miguel Oscar Menassa, un candidato a Premio Nobel de Literatura en La noche en blanco de Madrid

Segunda parte

martes, 7 de septiembre de 2010

Amistoso Argentina-España

¡Ganamos, perdemos
a España la queremos!

sábado, 4 de septiembre de 2010

Miguel Oscar Menassa, un Candidato a Premio Nobel de Literatura, en la Noche en Blanco


c/Duque de Osuna, 4
(Metros: Plaza España; Ventura Rodríguez)

Telf.: 91 758 19 40

http://www.esmadrid.com/lneb2010/es/evento/195/espectaculo-poetico-musical-miguel-menassa

www.grupocero.com


viernes, 20 de agosto de 2010

Madrileño del año

Miguel Oscar Menassa Chamli

¿Por qué quieres ser el madrileño del año?

Porque escribí: "España por fin es mi país, Madrid mi ciudad" ( La Poesía y Yo, 2000).

Menassa, candidato al Premio Nobel de Literatura 2010.

Si quieres que Miguel Oscar Menassa sea Madrileño del Año

Vota en:

http://xn--elmadrileodelao-6qbf.com/default.aspx?i=336


Si no funciona el enlace directo:

Selecciona

Copia

y

Pega en una ventana nueva

el enlace


SOLDADO DE LA NOCHE de Miguel Oscar Menassa



Querida:

Soldado de la noche. Vigilo
mi propio pensamiento.

Guardián en celo de mi vida,
amo mi cuerpo en soledad
y sueño por las noches,
ser el gran hombre
que se salva a sí mismo.

Ato mis ojos al recuerdo:
camino de la mano de mi madre,
lentos precipicios,
hago el amor con mi mujer,
a solas,
hurdo para mí mismo la trampa mortal.

Me detengo, empecinadamente, en el pasado
donde no tuve pan, ni paz,
ni milagro que me salvara del horror.
De niño lo vi todo.

Pedazos de piel,
trozos desparejos de perfumes,
flecos de! amor ,
ambicionado reposo que no llega.
Entre tus brazos,
entre tus gritos de yegua mal herida,
tajo de viento,
olor y rocío de la mañana.
Ojos de mula estancada en silencios.
Blasfemia y luz,
orquesta de la noche,
muda,
parábola del hombre.

Miguel Oscar Menassa
De "Poemas y cartas a mi amante loca joven poeta psicoanalista", 1987

sábado, 24 de julio de 2010

Miguel Oscar Menassa entrevistado por Alfonso Roldán


http://www.madrid.ccoo.es/comunes/temp/recursos/14/536949.pdf


Madrid Sindical, Agosto-Septiembre 2010, página 21 (Entrevista/Cultura)

martes, 6 de julio de 2010

Mundial 2010 - Maradona debe seguir

Lunes, 5 de julio de 2010, mañana

Maradona debe seguir como entrenador de la selección argentina. Las ideas de Maradona de cómo se debe jugar al fútbol, como dice Arrigo Sacchi, son verdaderamente revolucionarias.

Jugar con tres o cuatro delanteros es una maravillosa idea que no puede dar frutos en cuatro meses pero si Maradona sigue, en cuatro años los frutos pueden ser maravillosos.

Además cuatro años es tiempo suficiente para construir un medio campo solvente y una defensa defensiva.


Contra Alemania, los jugadores argentinos jugaron sin alma que, claramente, tuvieron contra México. Así que algo grave debe haber pasado en la selección para que sus jugadores perdieran el alma que habían conseguido.


No es que Alemania sea un buen equipo, es que Argentina no estuvo en el campo.

La Argentina que llevaba adelante Maradona estaba mejorando partido a partido, el desastre frente a Alemania no puede atribuirse al fútbol, es por eso que pienso que Maradona debe seguir al frente de la selección, ya que la selección que él estaba preparando no fue la que jugó el partido contra Alemania.

Causas psíquicas, interioridades que desconozco produjeron esa mala actuación.


A Maradona quiero felicitarlo por sus ideas, aunque no hayan tenido la materialización que se esperaba. Por eso Maradona debe seguir.


Teniendo cuatro años por delante, hasta la prensa puede cambiar la mente de los argentinos, ya que Argentina, en el Mundial 2010, tuvo que jugar contra los equipos en el campo y también contra más del 60% de la población argentina y contra casi todos los medios de difusión.


Vistas así las cosas, no salieron tan mal y, si Maradona sigue adelante con su proyecto, podemos confiar en una gran selección para el próximo mundial.


Hasta la próxima.


Miguel Oscar Menassa
Candidato al Premio Nobel de Literatura 2010
www.menassacandidatopremionobelliteratura2010.com

sábado, 3 de julio de 2010

MUNDIAL 2010


Sábado, 3 de julio de 2010, mañana


Viendo los resúmenes de todos los partidos jugados hasta ahora, clasificación y octavos, me han quedado en claro varias cosas: Alemania no es un equipo tan poderoso como se cree. Sus goles, casi siempre, vienen de contragolpe o a balón parado. Y su defensa, tan segura, no lo es tanto. Si analizamos los goles de Serbia e Inglaterra, vemos que, en casi la totalidad, existe un pequeño error de la defensa Alemana.


Argentina debe ganar ese partido. Menos el gol de México, que fue un golazo, el otro gol encajado por Argentina fue un gran error de su defensa. Y, en cuanto a su delantera, debe ser considerada la mejor del mundial, con 10 goles a su favor. Y, además, debemos agregar que Messi comenzará a hacer goles en cuartos. Después, puede pasar cualquier cosa, pero Argentina aparece como invencible.


Hasta la próxima.


Miguel Oscar Menassa

Candidato al Premio Nobel de Literatura 2010

www.menassacandidatopremionobelliteratura2010.com

viernes, 2 de julio de 2010

Mundial 2010


Viernes, 2 de julio de 2010, mañana


Banana no tem carozo contra la yerba holandesa


Con Brasil no tengo nada que decir pero, como soñé toda la noche con plátanos, millones de plátanos, me levanté pensando que había soñado con la selección de Brasil, que sabe por quintuplicado cómo ganar un mundial.


Brasil-Holanda, dos equipos que jugaban un buen fútbol. Brasil ganaba casi siempre; Holanda perdía casi siempre. Bueno, ahora, son dos equipos que juegan bastante mal pero ganan los dos.


La verdad, no se puede predecir con exactitud quién ganará esta vez. Brasil por historia debe ganar y Holanda debe ganar para dejar tranquila a la prensa española.


No me extrañaría que lleguen a los penaltis.


Héroes entre Héroes: Ganha gana. Gana Uruguay.


Esta vez el sueño fue terrible, todo el mundo tomaba mates y grandes titulares en la prensa decían:


LA GARRA CHARRUA suma inteligencia y calidad. Forlan y Suárez aumentan considerablemente su eficacia.


Me desperté y me dije: Hoy le toca ganar a Uruguay. Y así puede ser, 2 goles de Forlán ponen fuera a Ganha. Luego, la semifinal con Brasil: Uruguay repite en semifinales la gesta del cincuenta en el Maracaná y gana a Brasil en la tanda de penaltis.


Y, en una final para nada inédita, Uruguay se enfrenta con Argentina y le gana.


Hasta la próxima.


Miguel Oscar Menassa

Candidato al Premio Nobel de Literatura 2010

www.menassacandidatopremionobelliteratura2010.com

jueves, 1 de julio de 2010

Mensaje divino

Jueves, 1 de julio de 2010, tarde

Me acosté a dormir la siesta y dale que dale con el mundial.

Maradona, acompañado de sus chicos, cantaba: “Alta en el cielo un águila guerrera,/ audaz se eleva en vuelo triunfal,/ azul un ala del color del cielo,/ azul un ala del color del mar”.

Al despertar, me dije: “No caben dudas, éste es un mensaje divino, Argentina conquistará el campeonato mundial de fútbol. Dos penaltis injustos a favor de Argentina sellan su victoria frente a Alemania. El partido frente a España, un verdadero desastre para España: Goleada argentina con goles de Messi, Higuaín, Kun Agüero y Di María (todos futbolistas españoles) y la final contra el que sea (todo el mundo espera a Brasil en la final) también gana Argentina 4 a 2”.

Sublime, claramente, Dios me había concedido un gran sueño.

Hasta la próxima.

Miguel Oscar Menassa
Candidato al Premio Nobel de Literatura 2010
www.menassacandidatopremionobelliteratura2010.com